jueves, 20 de marzo de 2014

JUSTIFICAME ESTA

Cuando se denuncia un hecho tan aberrante como el abuso sexual de repente todos recordamos la importancia de la integridad femenina y sus órganos genitales.
Se le da apoyo rotundo sin dudar y con toda convicción hasta conseguir justicia, lo que no esta mal. 
En los casos televisados y de dominio publico ( como que no es suficiente ser manoseada por algún hijo de puta, también tenes que ser indagada por el periodismo) no solo la justicia se encarga de ello, sino también la gente, los periodistas de radio, televisión, portales web y diarios. De pronto todos saben tu nombre. 
En el asqueroso afán de primicias y rating no dudan de tapar tu cara pero si te sacaste una foto en culo, fuiste. 
Pretenden quedar bien tapando tu cara, siendo supuestamente objetivos y respetuosos. ¿Que pasa? ¿mi cara es mía pero mi culo no? ahí quedaste presa de la condena social por posar en bikini con tu amiga estando de vacaciones. 
"Ella se lo busco" dirán mentalmente algunos, como si vos anduvieras por la vida usando pollerita corta para encarar tipos. Claro, porque lo hace fulanita, que ahora es famosa y se caso con el arquero de tal equipo de fútbol, si si, somos todas iguales. 
Lo peor del machismo es que se contagia incluso en seres portadores de óvulos y vagina, mujeres con las que cursas, trabajas o te encontras en la peluquería. Empezaron a ficharte como rapidita porque TE BUSCASTE UNA VIOLACIÓN. ¿Existe razonamiento mas bestial? 
Tenemos derecho a estar lindas y como se nos ocurra sin  que ninguno nos grite cosas, nos humille o peor, atente contra nuestro cuerpo. 
Justificar una violación es algo tan aberrante como cometerla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario